En los meses fríos, el césped ralentiza su crecimiento, y para que de cara a primavera esté denso y potente, debemos abonar adecuadamente.

El nitrógeno estimula el crecimiento mientras el fósforo y el potasio, ayudan al enraizamiento y a la floración.

Es por este motivo que para abonar en invierno tenemos que usar abonos con menos cantidad de nitrógeno de lo normal y mayor cantidad de fósforo y potasio. Conseguiremos de esta manera fortalecer las raíces tan importantes para tener un césped sano y fuerte.

 Es muy importante esparcir el abono sobre el césped respetando la dosis indicada en el envase.

2 respuestas

  1. Que marca de abono me podeís recomendar? Estamos todavía en época de echar el abono de invierno?

    Me gusta vuestro blog, espero que sigais colgando artículos así de interesantes.

    Gracias

    1. Hola, no te puedo recomendar ninguna marca en concreto, depende de tus necesidades y del terreno que tengas. Lo importante para abonar en invierno es que no lleve mucho Nitrógeno y si Fósforo y Potasio. En el saco aparece la composición: N-P-K o sea (Nitrógeno-Fósforo-Potasio), asegúrate de lleve más fósforo y potasio que nitrógeno, por ejemplo 7-15-15. Gracias por tu pregunta.

Responder a Antonio Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *